domingo, 20 de enero de 2013

La "bola" en mi dedo

Desde finales de diciembre pasado no publicaba. La razón de mi ausencia es que tuve que operarme de una tumoración  en la segunda falange del cuarto dedo de mi mano derecha.

Les cuento. Cuando estaba en segundo grado, me clavé accidentalmente una punta de lápiz. Jamás se infectó, ni me dolió; parecía no más que un pequeño lunar azul en el centro mismo del dedo.

Sin embargo, hace unos meses, esa zona comenzó a endurecerse repentinamente; hasta que un buen día comenzó a crecer una protuberancia redondeada. Al principio no me dolía, pero al aumentar de tamaño, y comenzar a dificultarme el agarre para algunas cosas, también comenzó a punzarme.


Preocupada, acudí al cuerpo de guardia de Ortopedia del hospital Dr. Ernesto Guevara de la Serna, donde desde el primer momento fui atendida de forma excelente por el especialista Máikel Vázquez -un coterráneo jobabense, que trata a todos sus pacientes de la manera que deseamos lo hagan todos los émulos de Hipócrates.

En un primer momento, el doctor pensó que se trataba de un acceso que podría extraer tras untratamiento con antibióticos y fomentos tibios. Sin embargo, al acudir a la consulta, se percató que se trataba de algo más, y tras el RX de rigor, me diagnosticó una tumoración de partes blandas, provocada por el cuerpo extraño alojado allí por más de 32 años.

Ahí mismo dijo que era necesaria la intervención quirúrgica, me indicó el chequeo pre-operatorio: análisis y ultrasonido. Finalmente, el pasado 3 de enero fui llevada al salón de operaciones, donde durante unos cuarenta minutos dos ortopédicos se hicieron cargo de retirar cuidadosamente todo el tejido afectado, que era mucho más de los previsto; además de estar incrustado en el tendón y comprimiendo en nervio en mi dedo.

Mi recuperación ha sido satisfactoria. Tras 15 días de operada tengo buena movilidad en la mano, la incisión en forma de V cicatriza sin dificultades; aunque por un tiempo sentiré la parte superior del dedo acalambrada,  y todavía debo abstenerme de hacer muchas cosas en casa.

Debo decir que solo tengo palabras de elogio para todas los trabajadores de la salud que tuvieron algo que ver con mi operación: ortopédicos, anestesista, enfermeros del área pre-operatoria.

A los que visiten el blog, decirles que estoy de vuelta y que dentro de poco escribiré sobre la nómina preliminar de Cuba para el III Clásico Mundial, y otros temas. Hasta pronto.