lunes, 20 de julio de 2015

Una bandera y su historia

Por Anybis Labarta García - Tomado de 26Digital - 

Las Tunas.- La Plaza de la Revolución Mayor General "Vicente García" de Las Tunas atesoró entre sus bienes históricos, durante mucho tiempo, uno muy peculiar. Se trata de la bandera cubana que se arrió en la Embajada de Cuba en los Estados Unidos, cuando en 1961, ambos países rompieron relaciones.

Según explicó Víctor Marrero Zaldívar, historiador de la ciudad de Las Tunas, esta enseña nacional fue conservada por Héctor García Soto, biznieto del Mayor General Vicente García, quien trabajaba, en ese entonces, en la embajada cubana en Washington DC.
García Soto, tuvo el buen tino de guardar, celosamente, esa bandera por más de cuarenta años en su casa y decidió donarla luego al Museo de Las Tunas, homónimo de su insigne antecesor.

Ya en tierra del prócer mambí, la bandera se trasladó en calidad de transferencia a la Plaza de la Revolución Mayor General "Vicente García" donde permaneció hasta hace muy poco, pues se decidió que retornaría a la capital de Estados Unidos.

Rodolfo Torres Ramírez, director de la Plaza tunera, detalló la manera solemne en que Héctor García Soto decidió que la bandera pasara a esa institución, procedente del Museo en el año 2001. Se cumplieron estrictamente todos los trámites que se realizan para el depósito de un bien patrimonial de esa índole y allí permaneció conservada hasta su regreso a suelo estadounidense recientemente.

Quiso el azar y las divinas singularidades del destino que un descendiente de mambises preservara esta bandera y decidiera que permaneciera hasta la actualidad en la cuna de su heroico bisabuelo.

Ahora este estandarte, luego del viaje de Las Tunas a La Habana y de allí a Washington DC. está presente, cual símbolo de continuidad histórica, en el mismo lugar donde ondeó por última vez hace 54 años, exactamente, en el salón principal de la planta superior de la hermosa sede de la Embajada de Cuba en Estados Unidos.
La bandera fue colocada en la segunda planta del edificio de
la Embajada Cubana en Washington