miércoles, 31 de octubre de 2012

Una propuesta para la mercenaria Yoani Sánchez

Por M. H. Lagarde -Cambios en Cuba- 

Después de conocer los estragos causados por el  paso del huracán Sandy por la costa oeste de Estados Unidos (55 muertos, más de 6 millones de personas sin luz y nadie sabe a ciencia cierta cuántos miles de millones en pérdidas  materiales) he revisado el blog de la bloguera mercenaria cubana Yoani Sánchez, en busca de alguna “solidaria” propuesta suya al gobierno que le paga por dedicarse a fungir como punta de lanza de la campaña mediática contra Cuba.
Ni una sola palabra ha dicho la corresponsal ilegal de El País en La Habana sobre el tema, por lo que su bitácora personal, como a ella le gusta llamarla, permanece detenida aún en las siete ridículas propuestas que Yoani le hace al gobierno de Cuba tras el paso de Sandy y que, en síntesis, no pretenden otra cosa que lograr el fin de ese medio genocida que es el bloqueo impuesto desde hace 50 años por los Estados Unidos a Cuba.

Según Yoani este es el momento en que el gobierno cubano debería eliminar los aranceles y dar luz verde a la ayuda “solidaria”  procedente de las arcas del gobierno de Estados Unidos que, usando como tapadera los lazos familiares de Miami, llegaría para salvar a los infelices cubanos residentes en esa “zona ya afectada de antemano por las carencias materiales”.

En fin, que la mercenaria propone que se reciba como salvadores a aquellos que durante medio siglo han hecho todo lo posible  por “recrudecer el colapso económico y los problemas sociales” no solo de esa región del país, sino de la nación toda.

Si la bloguera mercenaria en realidad deseara ayudar a los damnificados del oriente cubano por el paso del huracán Sandy, en vez de al gobierno de Cuba, debía hacerle una sola propuesta al gobierno que le paga como vocera de la subversión en la Isla:

-Que deje de chantajear al pueblo de Cuba con su bloqueo genocida.

Con esa propuesta, cumplida por sus mentores, sin dudas venideros huracanes, que según pronostican los expertos serán más intensos en este siglo, serían muchos menos dañinos para sus coterráneos.

De paso le hago una propuesta a Yoani. En caso de que se embullara a mostrar su “solidaridad” con el pueblo de la costa Este de Estados Unidos, que no olvide que los millones que le paga la USAID, en Cuba, a los vividores y traidores como ella, salen del bolsillo del contribuyente norteamericano. 
Publicar un comentario