jueves, 12 de septiembre de 2013

Cinco nuevas federadas en jornada de amor por Los Cinco

Quince años es demasiado tiempo. Demasiado, para que la mentira, la arbitrariedad y la sinrazón se impongan a la verdad, el amor y la justicia.

Por eso este 12 de septiembre, al cumplirse 15 años del encarcelamiento de los luchadores antiterroristas cubanos Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González y Antonio Guerrero, millones de personas -en varias regiones del mundo- respondieron al llamado de René González, el único de Los Cinco ya en libertad, a usar una cinta amarilla; para que el pueblo de los Estados Unidos sepa que se les ama y se les espera, y se una a la exigencia mundial por su liberación.

Fue hermoso ver, especialmente aquí en Las Tunas, a personas de todas las edades, usando no solo cintas, sino otras prendas de color amarillo; los portales, balcones y fachadas adornados, de igual manera. 


Muchas fueron las manifestaciones de solidaridad, pero voy a contarles la que me tocó más de cerca. Fue la de mi delegación de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC). No queríamos que la fecha pasara por alto de ninguna manera, pero tampoco queríamos hacer un acto formal, así que pensamos uqe nada mejor que darles la bienvenida a nuestra organización a cinco muchachitas que desde muy pequeñas colaboran con cualquier inciativa en el barrio.

Aunque no tenemos robles, frente a nuestro edificio hay tes árboles que amanecieron "engalanados" de amarillo. En la noche, nos reunimos todas, y después de leer el poema de Tony, "Ata una cinta amarilla", saludamos el ingreso a la FMC de Betsy, Susy, Hellen y las dos Yanelis; aunque una de ellas no pudo estar presente, cuidando a su mamá recién operada.

Las madres se emocionaron y las niñas ni qué decir. Fue nuestro granito de arena en esta lucha que sólo concluirá con el regreso de nuestros hermanos a sus seres más queridos y a la patria por la que lo han dado todo.
Publicar un comentario