jueves, 26 de mayo de 2016

Washington creará una Agencia Federal para controlar a la Prensa: “Ley de Contrarresto de la Propaganda Extranjera y la Desinformación”

Desde Global Research nos llegan noticias de los planes de Washington para promulgar la “Ley de Contrarresto de la Propaganda Extranjera y la Desinformación” 2016 en un intento, ya no de acaparar un mercado sobresaturado como son los informativos, sino de no perder la guerra mediática.
Se propone la creación de una NSA periodística que se dedicaría a filtrar informaciones vertidas a los medios y coordinar discursos tanto en USA como en el resto de países vasallos para aumentar la credibilidad de los medios y volver a atraer a las audiencias.
 Los noticiarios y prensa de USA han perdido toda credibilidad a base de difundir mentiras por décadas (asesinato de Kennedy, Watergate, War on Drugs, Iran-Contra, 11-S, armas de destrucción masiva en Irak…). Ni siquiera los noticiarios locales se mantienen. Internet arrasa. Las estadísticas cantan y las autoridades se dan cuenta. La información es la llave de la mente y la chispa de la voluntad. La información es poder y lo están perdiendo.

En USA 6 corporaciones controlan el 90% de los medios de comunicación. Estas 6 corporaciones trabajan coordinadas. A pesar de todo el control sobre la información no está funcionando. Se calcula que solo abarcan el 50% del mercado, tratándose el resto de información dispersa y publicaciones alternativas de todo tipo.
No queremos ver esta ley como una maniobra de gran envergadura para fusionar a la fuerzas las 6 corporaciones, aunque es posible que se diese la fusión de alguna de ellas. Nos ceñiremos al hecho de los términos de la creación de la agencia y su impacto.

OBJETIVO: CONTROLAR RT Y CCTV

Curioso, es el pensamiento único y su insistente negación de la pluralidad lo que ha permitido la eclosión de la pluralidad.
La ley, de proyección internacional, se quiere hacer a medida de RT y CCTV para poder controlar sus emisiones según los congresistas. Brillante. A pesar de ser propiamente multinacionales deslocalizadas han metido el dedo en la llaga numerosas veces y “secuestrado” a las audiencias que antes creían su propiedad. ¿Cuál es el impacto mundial de ambas cadenas? ¿Han alentado alguna revolución? ¿Han cuestionado algún sistema? ¿Algún gran pensador iluminado en sus filas? Las noticias son las mismas pero con un punto de vista distinto, a veces de historia, otras de economía, otras una duda. Han dado un toque de pluralidad sin salirse del discurso neoliberal y han aprovechado la diversidad negada por los medios principales para hacerse un hueco y engordar sus cuentas. Son empresas, hacen periodismo de mercado, no político y en muchos casos no tienen más credibilidad que los propios medios americanos. Los medios corporativos deberían darles las gracias, la ideología capitalista está a salvo con ellos.

¿GESTIÓN DE LA PLURALIDAD POR MEDIO DE UNA ÚNICA AGENCIA?

No entendemos muy bien cómo las personas más interesadas en mantener el poder se aferran a análisis puramente ideológicos en vez de científicos para abordar sus problemas: “los chinos y los rusos son los malos”, “nos quitan audiencia”. En este caso congresistas americanos asustados como A. Kinzinger identifican a los medios extranjeros como la fuente misma de la pérdida de confianza, y emisores de propaganda antiamericana en el extranjero, articulando toda una política entorno a tan superficial análisis. Si se parte de un análisis erróneo se llegan a conclusiones y e inversiones erróneas. Gracias Adam por ser tan burro y ponernos las cosas más fáciles.
El dilema es el siguiente: o pluralidad o uniformidad.
No se puede mantener un discurso uniforme sin generar disidencia, y con ella malestar. No se puede mantener un discurso plural sin que debilite a los proyectos de dominio que niegan dicha pluralidad, sobre todo bélicos y supremacistas, que requieren de un amplio consenso.
Controlar movimientos como “Black lives Matters”, feministas, ambientalistas, pueden evitar que las que aumenten sus reivindicaciones, pero la difusión de sus mensajes puede socavar el sistema/tinglado WASP a la larga.
Si coordinan un discurso único, que es lo que han estado haciendo hasta ahora, acabarán perdiendo por completo el mercado de las noticias, dedicándose por entero al entretenimiento. Esto estaba bien para una sociedad hiperconsumista y despreocupada. Pero la crisis americana hace que la gente busque caminos distintos a los habituales para resolver sus problemas, aumentando la diversidad.
El primer paso ya está dado hacia la uniformidad, crear una agencia de coordinación informativa única.
No creemos que los organismos de inteligencia sean tan inocentes como los políticos. Sabiendo que en un sistema en crisis aumenta la entropía, es decir, la diversidad, la pluralidad y el descontrol, y que cada vez hay más información y desde más fuentes, es bastante posible que utilicen estrategias de gestión de la diversidad en vez de imponer un discurso único. Los métodos de control de la información estarán mezclados para hacerlos más difíciles de detectar. Aquí dos:
  • Pluralidad ficticia: Si coordinan varios discursos desde varios puntos de vista pueden controlar complejos problemas puntuales y minimizar el conflicto de intereses. Parece que será el modelo de elección.
  • Filtro: las distintas organizaciones podrían emitir sus propias publicaciones pero estarían sometidas al filtro de una oficina de censura que con línea directa a las redacciones para eliminar palabras o fragmentos de escritos inconvenientes manteniendo lo publicado. O directamente publicaciones enteras. Esto implicaría una mínima intromisión pero tal vez decisiva.
Recordemos que por un tiempo también jugaron a esparcirinformaciones falsas, rumores, tanto por medios oficiales como por redes sociales. Esto no funciona, porque después de un tiempo los emisores de información falsa pierden credibilidad y audiencia, finalmente lectores y espónsores, mientras que los de información verídica se afianzan, que es lo que les ha pasado a los medios occidentales. Están intoxicados.
No queremos ver esta ley como una maniobra de gran envergadura para fusionar a la fuerzas las 6 corporaciones, aunque es posible que se diese la fusión de alguna de ellas. Nos ceñiremos al hecho de los términos de la creación de la agencia y su impacto.

APUNTANDO CONTRA LOS MEDIOS ALTERNATIVOS: VACIANDO EL MAR CON UN VASO

Si no fuese por RT y CCTV que han absorbido parte de la audiencia, los noticiarios americanos seguirían perdiendo audiencia y serían sustituidos por otros, o directamente por los Simpson, como en España. Simplemente se dejarían de lado.
Hoy en día la información más veraz proviene de medios independientes, redes sociales o webs particulares. Los generadores de contenido seguirían emitiendo sus publicaciones dispersamente o agrupados por medio de feeders de noticias como Reddit como hasta ahora. Esto supone un nuevo problema añadido a la nueva Agencia Federal: por dónde empezar a censurar.
Mucha de esta información proceden de primera mano de más allá de las pantallas, despachos y oficinas. Proviene de asociaciones de todo tipo que simplemente no pueden ser desarticuladas en el mundo real, por lo que no se pueden detener sus publicaciones.
Por otra parte las mejores páginas de contrainformación en inglés, como el propio Global Research, Revolution-news,voltaire.net, ZeroHedge, no se encuentran en USA, así que tampoco podrían cerrarlas con facilidad.
Sea como fuere necesitan disminuir el número de medios, de fuentes de información o por lo menos filtrarlos eficientemente. Pero esto no es posible, porque prácticamente cada persona, cada grupo, puede tener un medio de expresión en interntet que puede ser coordinado o usado para crear un contraargumento en cualquier momento. Una pesadilla para el censor.
Solo hay una manera eficaz de asegurar el cierre mediático, que es el caso de China, la censura pura y dura: evitar el anonimato en las redes sociales, controlar los nodos de acceso de las IPs de Internet, y permitir solo las publicaciones con licencias. Y aún así quien busca la verdad la acaba encontrando. Esta es la opción reservada para los malos tiempos, toque de queda y estados de excepción, como el que vive China.
Por más mentiras que se viertan, por bien tramadas que estén, son mentiras, y no dejarán de serlo aunque se repitan un millón de veces. Habrá gente que conviva con ellas tranquilamente, habrá gente para la que la tierra siempre será plana. Pero el resto sabemos que no se trata de mentiras o información, se trata de poder y dominio, y seguimos esperando nuestro momento para saltar al cuello.