jueves, 22 de enero de 2015

#USCuba: avances en cuanto a temas migratorios (+Comunicado)

La directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal Ferreiro, informó que durante la ronda de conversaciones migratorias con Estados Unidos que concluyó hoy, se evaluaron diversos aspectos de las relaciones bilaterales en este particular, incluyendo el cumplimiento de los acuerdos vigentes y la emisión de visas para emigrantes y visitas temporales.
Según la jefa de la delegación cubana que participa en las conversaciones de dos días encaminadas a adelantar el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, también se abordaron los resultados de las acciones emprendidas por ambas partes para enfrentar la emigración ilegal, el contrabando de personas y el fraude de documentos.

Desde el Palacio de las Convenciones de La Habana, Vidal Ferreiro, argumentó que en algunos aspectos se identificaron avances y que Cuba reconoció el cumplimiento de los compromisos asumidos por el gobierno de Estados Unidos en cuanto al otorgamiento de no menos de 20 mil visas anuales a emigrantes cubanos y al incremento de las visas concedidas también a ciudadanos cubanos para realizar visitas temporales a la nación norteamericana.
Asimismo, sostuvo que durante el intercambio de este miércoles, que transcurrió en un clima constructivo y de respeto, Cuba ofreció información que demuestra la marcha satisfactoria de los nuevos procedimientos migratorios cubanos.
Josefina Vidal Ferreiro, directora general de Estados
Unidos en el Ministerio de Relaciones Exteriores
Reconocimos el incremento de la cooperación y la comunicación entre las agencias competentes de ambos países para enfrentar la emigración ilegal, el contrabando de personas y el fraude migratorio, subrayó.
Por otra parte, dijo la diplomática a la prensa, la delegación cubana propuso realizar en los próximos meses un encuentro técnico entre expertos sobre el tema de fraude de documentos migratorios.
Coincidimos en los resultados favorables que han tenido los intercambios técnicos profesionales realizados recientemente entre el Servicio de Guarda Costas de EE.UU. y las Tropas Guarda Fronteras de Cuba, para intercambiar sobre la ampliación de la cooperación.
Por otra parte, Vidal Ferreiro lamentó que a pesar de las medidas tomadas por ambos países, persiste la política de “pies secos-pies mojados” y la Ley de Ajuste Cubano, que contradicen la letra y el espíritu de los Acuerdos Migratorios.
Estos instrumentos siguen siendo el estímulo principal a la emigración ilegal, al tráfico de emigrantes y a las entradas irregulares a EE.UU. desde terceros países de ciudadanos cubanos que viajan legalmente al exterior, puntualizó.
En ese sentido subrayó que no están siendo devueltos a Cuba todos los emigrantes ilegales cubanos interceptados en el mar y que eso es contrario a los Acuerdos Migratorios vigentes.
De igual forma, la jefa de la delegación cubana reiteró el rechazo a la continuidad de la política dirigida a alentar a profesionales y técnicos cubanos de la salud a abandonar sus misiones en terceros países.
Dijo que esta es una práctica censurable de “robo de cerebro”, que además intenta privar de recursos humanos vitales a muchos países que se benefician de la colaboración cubana y no se corresponde con el contexto bilateral actual.

EE.UU. mantendrá la Ley de Ajuste Cubano y la política de pies secos-pies mojados

Edward Alex Lee, subsecretario asistente
del Buró para los Asuntos del Hemisferio
Occidental del Departamento de Estado

El subsecretario asistente para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Edward Alex Lee, reiteró hoy en La Habana que Estados Unidos mantendrá la Ley de Ajuste Cubano y la política de pies secos-pies mojados.

En una breve conferencia de prensa tras sostener con la parte cubana una ronda de conversaciones sobre asuntos migratorios en el capitalino Palacio de Convenciones, Lee aseguró que la actual administración está comprometida con el mantenimiento de ambas normas, que siguen guiando la política migratoria estadounidense hacia Cuba.

Cuba, por su parte, ha sido enfática en que la Ley de Ajuste Cubano y la política de pies secos-pies mojados constituyen el principal incentivo para la emigración ilegal de sus nacionales hacia territorio norteamericano, y además violan el espíritu de los acuerdos firmados en 1994 y 1995 para regular el flujo de personas entre ambos países.

Precisamente estas reuniones bianuales tienen por objetivo pasar revista al cumplimiento de los acuerdos rubricados durante la administración del Bill Clinton.

El funcionario norteamericano refirió que Cuba y Estados Unidos expresaron su compromiso de que la emigración entre ambos países “se mantenga segura, legal y ordenada”.

Precisó que estas son las primeras conversaciones después de los cambios anunciados por los presidentes Barack Obama y Raúl Castro el pasado 17 de diciembre, y el encuentro reflejó ese nuevo énfasis en el diálogo y la participación conjunta.

“El hecho de que las conversaciones hayan sido productivas y en espíritu de colaboración prueba que a pesar de las diferencias, EE.UU. y Cuba pueden encontrar oportunidades para seguir trabajando en temas de interés mutuo, así como seguir un dialogo respetuoso y profundo”, agregó.

Además de debatir la aplicación bilateral de los acuerdos, Lee dijo que se produjeron intercambios sobre otros asuntos como el regreso de personas de origen cubano que permanecen en territorio de ese país, pero las autoridades los consideran excluibles; el programa parole de reunificación de familias y el seguimiento de los ciudadanos repatriados.

Comunicado Conjunto

El 21 de enero de 2015, se realizó una nueva ronda de conversaciones migratorias entre delegaciones de los Estados Unidos y Cuba, presididas, respectivamente, por el subsecretario asistente para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Edward Alex Lee, y por la directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal Ferreiro.

En la reunión, que se desarrolló en un ambiente constructivo, se evaluaron diversos aspectos de las relaciones migratorias, incluyendo el cumplimiento de los acuerdos vigentes, la emisión de visas para emigrantes y visitas temporales, y los resultados de las acciones emprendidas por ambas partes para enfrentar la emigración ilegal, el contrabando de personas y el fraude de documentos. La delegación de Cuba expresó satisfacción por la reciente realización de un encuentro técnico entre el Servicio de Guardacostas de EE.UU. y Tropas Guardafronteras de Cuba para intercambiar sobre medidas que contribuyan a una implementación más eficaz de los Acuerdos Migratorios y de los Procedimientos de Búsqueda y Salvamento adoptados entre ambos países.

Ante la permanencia de la política de “pies secos-pies mojados” y de la Ley de Ajuste Cubano, la delegación cubana reiteró su preocupación por su vigencia,que además de atentar contra la letra y el espíritu de los Acuerdos Migratorios, continúan siendo el estímulo principal a la emigración ilegal, al tráfico de emigrantes y a las entradas irregulares a Estados Unidos desde terceros países, de ciudadanos cubanos que viajan legalmente al exterior.

Los representantes cubanos ratificaron su profunda preocupación por la situación que enfrenta la Sección de Intereses de Cuba en Washington y, en particular, su oficina consular, que como resultado del bloqueo, está próxima a cumplir un año sin servicios bancarios, lo cual provoca graves afectaciones a los servicios que debe prestar a los cubanos residentes en Estados Unidos y a los ciudadanos norteamericanos interesados en visitar Cuba.

La delegación de Cuba reafirmó su disposición a mantener estas conversaciones.

Con información de Granma
Publicar un comentario