miércoles, 25 de febrero de 2015

La sencillez de los héroes

Por Maryla García Santos

No usan  trajes llamativos. Tampoco van en vehículos de sofisticada tecnología ni tienen superpoderes asombrosos.

Son hombres de carne y hueso, comunes. Los distinguen, eso sí,  su vocación por hacer lo correcto, su dignidad, sus principios inquebrantables y su amor.

Así lo confirmaron este 24 de febrero las palabras de Gerardo Hernández, tras  recibir el título de Héroe de la República de Cuba y la Orden Playa Girón, junto a sus compañeros Fernando González, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y René González.

“Nuestro mérito no es otro que cumplir con nuestro deber”, aseguró.

“Nuestra misión no ha terminado, pueden sumarse”, dijo Gerardo a quienes han manifestado su disposición para cumplir tareas como la de Los Cinco.


"Cuente la patria con estos cinco soldados que ratificamos el compromiso de servirle hasta el último día", concluyó Gerardo, ratificando que los revolucionarios verdaderos nunca dejan de serlo.

El agradecimiento es otra de sus virtudes, por eso las expresiones de gratitud y la dedicatoria a todos los que hicieron suya su causa: el Comandante en Jefe, Raúl, el pueblo de Cuba y "los hermanos del mundo que lucharon estos 16 años".