martes, 1 de septiembre de 2015

En sus marcas, listos.... ¡A las aulas!

No importa que el acontecimiento se repita año tras año. Cada primero de septiembre es un día especial para la mayoría de los hogares en Cuba.

Es que el inicio del curso escolar alborota a todas las generaciones: abuelos, padres, hermanos, tíos, primos. Son las mismas historias, con nuevos protagonistas: desde quien comienza el primer grado, hasta el quien asiste por primera vez a la Universidad. 


Muchos fueron los preparativos. Algunos comenzaron con mucha anticipación, para que no se les escapara el más mínimo detalle. 

Todavía esta será una semana muy ajetreada, entre forrar los libros, ayudar a embellecer las aulas, adaptar a los más pequeños al nuevo horario de vida o buscar uniformes para aquellos que "se estiraron" tanto, que en apenas dos meses ya no les sirve el del curso pasado.

Con el transcurso de los días, el nuevo año académico tomará su ritmo normal, y los desvelos serán otros. Pero todos los primeros de septiembre nos dejan su huella, y a la vuelta de cada calendario le añadimos nuevas anécdotas, 
Publicar un comentario