sábado, 15 de septiembre de 2012

Mi casa ya fue censada

Hoy mismo, pocas horas después de que a medianoche quedara establecido el momento censal, recibí la visita de uno de los enumeradores designado para trabajar en esta área de la ciudad de Las Tunas.

El joven, de unos 17 años de edad, fue desgranando poco a poco cada pregunta y al concluir, colocó en la puerta la identificación de la vivienda como ya censada. Al igual que yo, los vecinos lo recibieron amablemente, y le brindaron toda la información requerida en el cuestionario.

Hasta el próximo día 24, todos y cada uno de los hogares cubanos  serán visitados por estos jóvenes estudiantes, que recibieron una esmerada capacitación.
No importa cuán intrincado sea el lugar: hasta el más lejano paraje de cada provincia recibirá será desandado por ellos, pues en esta isla contamos todos y cada uno de sus habitantes. Después, los supervisores volverán sobre sus pasos, para comprobar la exactitud de los datos aportados.

Es la segunda vez, desde que soy adulta, que se realiza un Censo de Población y Viviendas: el anterior fue en el año 2002. Tengo la impresión de que esta vez la Oficina Nacional de Estadísticas e Información lo preparó más exhaustivamente. Yque  tanto los que ya hoy trabajan en la recolección de información, como los responsables de brindarla, y los encargados de procesarla, recibimos las herramientas necesarias para garantizar su éxito.

El Censo es la más profunda investigación demográfica nacional, cuyos resultados además de actualizar cuántos somos y cómo vivimos, permitirá a las autoridades del país programar acciones que garanticen el desarrollo armónico de la sociedad a mediano y largo plazo.
Publicar un comentario