domingo, 16 de septiembre de 2012

“Por un Puñado de Dólares”, en nueva versión coproducida por la SINA y sus acólitos

Supuestamente, este es el estado de salud de la "Dama"
Martha Beatriz Roque, según El Nuevo Herald.
Si no fuera por la indignación que siento ante cada uno de sus patéticos shows mediáticos, podría hasta reírme.

Pero es lastimoso ver cómo esos que se hacen llamar a sí mismos disidentes, y que no son más que mercenarios, son capaces de comerciar hasta con su salud y no respetan ni a los muertos  -aunque sean sus familiares más cercanos- cuando se trata de ganarse las limosnas de los millones que cada año son destinados por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional  (USAID) para la subversión en Cuba.

El último de estos circos es una pretendida huelga de hambre de Marta Beatriz Roque y otros seguidores, que comenzó el pasado lunes 10 de septiembre. Casualmente, solo cinco días antes esa señora había asistido a un almuerzo brindado por el actual jefe de la Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana, según corrobora Juan Fernández López, en su trabajo Del almuerzo a la huelga. 


Es lógico pensar, que en ese escenario se cocinó el plato que durante toda la semana han estado ofreciendo El Nuevo Herald, El Diario de Cuba, y todos los medios interesados en desacreditar a la Revolución ante la opinión pública internacional.

El miércoles ya la AFP se hacía eco del suceso, publicando declaraciones de uno de los acompañantes de la añeja anexionista: "En estos momentos el estado de Marta es crítico, porque ella es diabética" y "tiene la piel reseca, el agua no le pasa por la garganta y no puede sostenerse en pie"; y añadía que prefería que no la vieran…y no le tomaran fotos.

¿Y cómo iba a permitir ser fotografiada, y desmentir ella misma el novelón que se había encargado de armar?

Pero entre cielo y tierra no hay nada oculto; y las opiniones de los médicos que a petición de los propios “huelguistas” fueron a atender a una de las participantes en el ayuno, son concluyentes.

La huelga de Martha Beatriz y los síntomas de la resurrección  contiene las declaraciones de las doctoras Anabel Cárdenas - directora del Policlínico Luis Pasteur, ubicado en el municipio habanero de Diez de Octubre- y Odette Garrido Amable, quienes afirmaron que ninguna de las seis personas que se encontraban en la casa de Marta Beatriz Roque (nada de 25, como publicó el Diario de Cuba) “ofrecía síntoma alguno de deterioro de sus síntomas vitales.

Y la dueña de la casa y protagonista principal del nuevo fiasco mediático “aunque en un inicio se presentó mostrando cierta debilidad al andar, luego se le pudo ver conversando animadamente con sus partidarios allí presentes y levantándose y acostándose sin pesar alguno en su cama, algo absolutamente inconcebible en el caso de una enferma de diabetes que, desde hace tres días, según ha declarado a las agencias de prensa, no ha ingerido alimento alguno”.

Publicar un comentario