sábado, 19 de mayo de 2012

Comenzó travesía británica del fuego olímpico

La llama olímpica viaja ya por suelo británico. Este sábado comenzó la travesía que se extenderá hasta el 27 de julio, cuando sea encendido el pebetero de los Juegos Olímpicos Londres 2012.

En Land's End, Cornualles, extremo meridional de Gran Bretaña, dio inicio el recorrido, luego de su arribo ayer -procedente de Grecia- escoltada por el futbolista David Beckham, la princesa Ana y el presidente del Comité Organizador, Sebastian Coe.

El regatista Ben Ainslie -triple campeón olímpico- fue el primero en empuñar la antorcha, ante centenares de espectadores, y cumplió el primer tramo de un itinerario de 12.875 km.

Ocho mil personas cuyas edades oscilan entre los 12 y los cien años edad, se relevarán durante el viaje de 70 días. A pie, en silla de ruedas, bicicleta, moto, barco, tranvía, y hasta en globo; los voluntarios -vestidos de blanco- transportarán el fuego durante unos 300 metros, cada uno.

La antorcha triangular, con un número de perforaciones igual al de sus portadores, visitará 1019 localidades, seis islas y lugares simbólicos como Stonehenge, el Lago Ness, las termas romanas de Bath, el Parque Nacional Snowdonia y el río Támesis. Se espera que sea vista por el 95 por ciento de la población.

La última semana, el fuego recorrerá las calles de Londres y en la noche del 27 de julio llegará al estadio olímpico en manos de un relevista cuya identidad, al igual que la del atleta que encenderá el pebetero, se mantendrá en secreto hasta el último momento.

Como es tradicional, la llama olímpica fue encendida el día 10 de mayo en Grecia, en el templo de Hera, en presencia del presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), el belga Jacques Rogge. 

Una semana después fue entregada oficialmente a los organizadores de Londres en una ceremonia que se celebró el jueves en el Estadio Panathinaikó de Atenas, donde tuvieron lugar en 1896 los primeros Juegos de la era moderna.