sábado, 19 de mayo de 2012

Final entre felinos

Felinos por el título de la Serie 51
Los Leones de la capital y los Tigres de Ciego de Ávila rivalizarán a partir de este domingo por la corona de la Serie Nacional de Béisbol tras llevarse el gato al agua en sus respectivas rondas semifinales, ante Matanzas y Granma.

La afición de la Isla espera una final tan reñida como la mayoría de los encuentros precedentes de la actual postemporada. Y tanto Industriales como Ciego, tienen incentivos más suficientes para enredarse en una batalla campal que bien pudiera extenderse hasta el séptimo juego.

Los azules quieren a toda costa el decimotercer trofeo -el número 12 lo obtuvieron hace dos años- y sacarse del todo la espina de no haber estado entre los finalistas de la Serie 50. Los del centro, por su parte, anhelan el cetro del que no pudieron hacerse en la campaña anterior, cuando fueron relegados al subcampeonato por Pinar del Río.


Hacer un pronóstico es harto dífícil, toda vez que ambos equipos han llegado a la final muy ajustados en las tres áreas de juego: ofensiva, defensa y pitcheo.

Sin embargo, y aunque no es santo de mi devoción, le doy a Industriales un 51 por ciento de probabilidades, contra un 49, a Ciego. Tengo en cuenta el gran peso de la historia en la chamarreta de los capitalinos, y el hecho de que el duelo comienza en su cubil del "Latino". 

De todos modos, la Serie 51 ha reafirmado que la pelota es redonda, pero viene en caja cuadrada. Si no, pregúntenle a Santiago, que tenía el final más suave de la etapa regular; y perdió la clasificación al ser barridos por Mayabeque, el conjunto más débil.

Vladimir García, por los Tigres, y Odrisamer Despaigne, por los Leones, serán las cartas de triunfo de Róger Machado y Lázaro Vargas. Ambos lanzadores han estado poco menos que imbateables, y de sus brazos dependerá en gran medida, el siempre importante primer triunfo.